Hola a tod@s,

vivimos en una cultura en la que hemos interiorizado que lo nuevo es lo mejor.

¿Significa esto que tenemos que estar haciendo cosas nuevas constantemente? ¿Cosas rompedoras? No. Sería demasiado agotador, además de imposible: no siempre se nos ocurren cosas nuevas de este calibre. La clave está en cambiar un poco la perspectiva y darnos cuenta de que no siempre necesitamos poner en marcha grandes novedades para que algo sea nuevo. Solo tenemos que mostrar las novedades que tenemos poco a poco y de forma continua y aprender a presentar de manera diferente aquello que ya teníamos.

Con las nuevas técnicas de venta y de negocio sucede lo mismo. Es buena idea que abramos la mente a ellas y que nos apuntemos a las formas de vender del futuro que ya están en el presente. Pero sin perder la cabeza. Siempre manteniendo una misma línea de trabajo entre las técnicas antiguas y las nuevas. Sin dejar de incorporar las más recientes. ¿Por qué? Por tres razones:

  1. Conectaremos más con la gente de ahora: si hacemos las cosas a la manera antigua para conectar con gente de ahora, es posible que acertemos porque van buscando justo lo que nosotros ofrecemos, de la manera que lo ofrecemos, pero lo más probable es que fracasemos a la hora de llegar a los Clientes de ahora porque no hablamos su lenguaje. Para Vender nuestro Producto a nuestros Clientes debemos empatizar con ellos y eso sólo se logra aprendiendo su lenguaje y comunicándonos con ellos mediante técnicas actuales. Usa la mezcla que te funcione entre lo que hacías y lo que puedes hacer. Es la clave.

  2. Estaremos creando puentes hacia nuestros clientes del futuro: si aprendemos lo que nuestros clientes quieren hoy y somos capaces de extrapolar sus necesidades del mañana, estaremos asegurando clientes en el futuro. Pero, para eso, hay que trabajar el presente con las técnicas de venta del presente, no con las del pasado. Y, en el presente, el Cliente tiene tanta Información o más que nosotros y debemos amoldarnos a eso. Debemos hacer a un lado la posición de poder que teníamos antes para colocarnos en un escenario de igual a igual o, incluso, asumir que el poder ahora más que nunca lo tiene el Cliente. Solo así llegaremos donde queremos.

  3. Mejoraremos Nuestro Restaurante sin darnos cuenta: no solo porque estaremos dando un giro hacia el Cliente, sus Valores, sus Demandas y lo que quiere de nosotros. También estaremos mejorando nuestro Restaurante porque, hoy en día, las Ventas son cosa de todos en un Negocio y seremos capaces de implementar esta enseñanza en nuestro Equipo. La técnica de venta actual más revolucionaria es ésta: Convertir a Tu Equipo de Trabajadores en Equipo de Ventas y ser capaz de hacer que se comprometan con este leit motiv. Eso y que aprendan a influir, persuadir y convencer al cliente de que, entre todos los productos de ocio y restauración que hay en el mercado, escojan el tuyo.

Escuchar a tus clientes, lo que tienen que decir sobre Tu Restaurante, es una de esas nuevas formas de hacer negocio. Conectar con ellos en las Redes Sociales, saber qué les pasa, qué les gusta, qué esperan de ti y en qué les gustaría que mejoraras, es otra. No las desaproveches. Te van a dar mucho juego (y resultados).

Hazte estas preguntas:

¿Estoy trabajando en nuevas formas de conectar con nuevos Clientes? ¿Estoy trabajando en lograr la fórmula intermedia entre hacer las cosas como se han hecho siempre e ir adaptando las nuevas técnicas de Venta que pueden ayudarme? ¿Tiendo puentes con el futuro en mis acciones presentes? ¿Escucho a mis clientes?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies