Hola a tod@s,

hace unos días, uno de mis hijos me comentó que en su clase había un niño que llevaba unas zapatillas “de marca” que a él también le gustaban. Me hizo pensar en mi infancia porque, cuando éramos pequeños, estaba muy de moda aquello del “de marca”. Para atestiguar que algo era bueno, decíamos que era “de marca”. Luego pensé en el mundo de la restauración y en que las nuevas marcas de nuestro tiempo son también los restaurantes.

¿Sabes cuál es la marca de Tu Restaurante? ¿Cuál es Tu Marca? Si no lo sabes, te aconsejo que lo averigües cuanto antes, porque es la única manera de poder abordar el tema del que hablamos hoy: mejorar tu Imagen de Marca. Lo primero que debes saber es cuál es Tu Marca. Lo segundo que has de hacer es asegurarte de que todo en Tu Restaurante se corresponde con ella. ¿Cómo? Elaborando un “filtro de Marca” con el que comparar todos los parámetros de Tu Negocio. En realidad se trataría del documento de concepto del Negocio, pero si no lo tenemos, es hora de elaborarlo. Si lo tenemos, debería ser nuestro filtro de marca, para empezar viendo en qué nos hemos ido desviando y luego, trabajar en lo demás.

Estos son los pasos que requiere nuestra Auditoría de Marca para ser efectiva:

  1. Revisa tu web: optimiza fotografías y textos, adáptalos a un lenguaje cercano a tu cliente, habla en sus mismos términos. Procura que los textos estén bien redactados, sean breves y concisos y no tengan faltas de ortografía. Vigila que las imágenes sean buenas, procura no poner solo fotos de tu restaurante vacío (es más, evítalas si es posible), que tengan tamaño y calidad y reflejen lo que tú quieres que se vea en ellas. Que todo vaya acorde con la imagen que quieres dar, ya que tu imagen online se debe corresponder con la offline.

  2. Analiza tu comunicación online: lo que dices y lo que no dices en las redes sociales conforma tu reputación online, pero también la forma de responder a los mails, tu newsletter… vigila que todo vaya en la misma línea y diga lo mismo.

  3. Reflexiona sobre la imagen de Tu Equipo: tanto su uniforme y aspecto, como la comunicación que hacen en las redes sociales. No se trata de coartar su libertad en cuentas personales, pero sí de que sepan separar lo personal de lo profesional y de que, si comunican cuestiones profesionales en redes personales, lo hagan acorde a la imagen que quieres dar. Todo crea imagen de marca. Revisa además el servicio que dan, para ver si está enfocado a tu imagen de marca.

  4. Reflexiona sobre tu propia imagen: haz el mismo ejercicio que has hecho con Tu Equipo, pero contigo. ¿Está tu imagen al servicio de la de Tu Negocio? ¿Es acorde Tu Comunicación? Sé sincero, analízate y mejora.

  5. Estudia la decoración de Tu Local: también la ubicación, dimensiones, planteamiento… todo, enfocado a marca. Todo lo que no se corresponda con tu imagen de marca, deberás adaptarlo, reformarlo o eliminarlo si no es aprovechable.

  6. Revisa los detalles: la carta (tanto diseño como los productos que ofreces), el estado de limpieza, los baños, hasta los proveedores con los que trabajas. Pásalo todo por el filtro de la marca y mejora/cambia/elimina aquello que no se adapte.

Hazte estas preguntas:

¿Sé cuál es mi Marca? ¿Sé qué vende la Marca de Mi Restaurante? ¿Tengo claro por qué mi Cliente compra Mi Marca? ¿Alguna vez he llevado a cabo una Auditoría de Imagen de Marca? Mis acciones de Marketing y todo aquello que hago en el día a día de Mi Restaurante… ¿va acorde con mi imagen de Marca?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies