BUENA GESTIÓN DE RESTAURANTES

Hola,

la semana pasada repasamos algunos conceptos clave sobre gestión de restaurantes que debes conocer para empezar a hacer buena gestión de restaurantes en tu negocio. Esta semana no dejamos la Gestión, porque se trata del pilar más importante y del que dependen todos los demás, el engranaje del negocio entero.

Por eso, hoy he recopilado para ti 10 cosas sobre Buena Gestión de Restaurantes que NO sabes y que deberías saber para que la gestión de tu negocio sea la adecuada. Lee atentamente, porque te interesa mucho.

Vigila MUY de cerca el Cash Flow…

El Cash Flow compara los ingresos y los gastos de tu restaurante (y de cualquier negocio) en un periodo determinado. Debes monitorizarlo constantemente, con mediciones diarias, semanales y mensuales que te permitan comprobar que estás haciendo bien las cuentas y el trabajo de gestión de tus números. Además, debes recordar que, en el Cash Flow, no todos los conceptos son Cash (y el Cash es lo único que te puedes gastar).

…Y las ventas del restaurante

Acostúmbrate a elaborar un informe diario de ventas, bien detallado, mediante el que puedas saber qué se vende, cuánto se vende de cada unidad, cuánto beneficio obtienes con esas ventas y cuánto te cuesta producir en conjunto la venta de cada unidad de tu carta. Un informe de ventas actualizado te permite, además, descubrir y analizar ticket medio por días de la semana y horas, tendencias de consumo del cliente para predecir ventas en el futuro… información valiosa que te resultará muy útil en la Gestión de tu restaurante.

Configura correctamente tus sistemas de venta

No puedes hacer un inventario de ventas (ni diario, ni semanal, ni de ningún tipo) si no cuentas con sistemas de venta o si tus sistemas de venta están mal configurados. Se acabó lo de Menú 1, Menú 2, Refresco para todas las bebidas que no sean cerveza y cosas así. Configura correctamente tus sistemas de venta, de modo que sepas exactamente qué se vende, cuándo se vende y a que precio. Es la única manera de que puedas llevar un control real de lo que pasa en Tu Restaurante.

También te interesa leer… Estás llevando a Tu Restaurante al fracaso… (Y lo sabes)

Vigila el despilfarro y ahorra en pequeños detalles

Un restaurante tiene, al menos, ocho focos de despilfarro a controlar para evitar malgastar de todo: desde productos a tiempo empleado en el trabajo. Para ahorrar en pequeños detalles, deberás comprobar los principales focos de despilfarro de tu restaurante (materia prima, maquinaria, personal, consumos, cortesías…) y trabajar para mantener el despilfarro a raya en cada uno de ellos.

Define los objetivos y expectativas y comunícalos a tu Equipo

Tu Restaurante tiene una Visión y una Misión que tu Equipo (TODO tu Equipo) debe conocer desde que entra a trabajar en Tu Negocio. Y además tiene unos objetivos a corto, medio y largo plazo que también debes comunicar a Tu Equipo periódicamente, así como les informarás de aquellos objetivos que se hayan alcanzado y de los nuevos, de los objetivos que ya no lo son o de los que sufren modificaciones. De igual manera, debes ser claro comunicando las expectativas que tienes con tu Equipo en su conjunto y con cada miembro en particular, de modo que todos sepan en la dirección en la que deben trabajar y hasta dónde deben llegar.

Aprende a delegar, a confiar en Tu Equipo y a usar las herramientas de Gestión adecuadas

Administrar un restaurante implica muchas responsabilidades diferentes, desde la contratación y el despido hasta el seguimiento de las ventas y la contabilidad básica. Hay muchas herramientas disponibles para ayudarte a administrar tu restaurante más fácilmente, herramientas que debes conocer y empezar a implementar en tu negocio (si no lo has hecho ya). Además, una buena Gestión implica un proceso de delegación de tareas en tus mandos intermedios, así como requiere de tu confianza en el Equipo. Si no confías en tu personal, los resultados no irán por el camino que esperas. Si tienes personal en el Equipo en el que no confías, deberás revisar por qué y qué hacer con la relación laboral que une tu negocio con esa parte del Equipo, de modo que llegues a la solución más ventajosa para tus objetivos empresariales.

También te interesa leer… 5 motivos para mejorar Tu Restaurante con Formación Online

Resolver los conflictos con el cliente es FUNDAMENTAL

Siempre que haya un conflicto con el cliente, Tu Equipo de Sala y tú mismo como responsable debéis ser capaces de dar una respuesta adecuada y proporcional al dilema que se haya suscitado. Esto no quiere decir que tengas que dar la razón al cliente siempre, porque no siempre la tiene. Lo que quiere decir es que no debes dejar conflictos sin resolver (o al menos, sin intentarlo), porque la forma en que actúes ante un conflicto con el cliente determinará que ese cliente vuelva o no y qué dirá sobre tu negocio, construyendo reputación fuera de tu control. Si no tienes habilidades para resolver conflictos, entrénalas. En ti y en tu Equipo.

Invierte en (buen) Marketing: todos los negocios necesitan publicidad

El Marketing bien hecho es fundamental para la promoción de tu negocio. Invertir en Marketing es obligatorio hoy en día, pero antes debes definir tus objetivos. No tener objetivos hace que tu Marketing no esté enfocado hacia nada (o al menos, hacia nada que tu negocio necesita), de modo que no puedes saber si está funcionando o no y acaba en bloqueo, además de no servir a las ventas. Por otro lado, si los objetivos no son realistas, tampoco puedes saber si el Marketing que estás haciendo funciona realmente o no, lo que también supone el bloqueo del mismo.

Adapta las promociones a la filosofía (y valores de venta) de tu negocio

Las promociones que lleves a cabo en Tu Restaurante pueden ser de muchos tipos (y aquí te doy periódicamente ideas al respecto) pero siempre han de estar adaptadas a la filosofía y valores de venta de tu negocio. ¿Cuál es la clave? Sabes por qué te compra y por qué te va a comprar en el futuro tu cliente y adaptar tus promociones a eso que el cliente busca en tu negocio.

También te interesa leer… Seis fallos graves en la gestión de restaurantes (que tú también cometes)

Estudia nuevas formas de ampliar las ventas inspirándote en los nuevos modelos de negocio

Todos los días estamos viendo nuevos conceptos y modelos de negocio que nos enseñan a ampliar las ventas incluso aunque no podamos hacer más grande la sala del restaurante ni establecer más turnos de servicio. Plantéate la entrega de comida a domicilio, opciones de platos para llevar, para comer fuera del establecimiento, los pedidos online… Siempre dentro de tu filosofía de negocio, pero busca soluciones para hacer más grande tu sala, sin necesidad de tirar una pared o poner más mesas en la terraza.

TIP ADICIONAL – BUENA GESTIÓN DE RESTAURANTES

Actualiza tu carta (siempre conforme a tu concepto)

¿Eres de los que diseñó una carta cuando abrió el restaurante y no la ha tocado nunca, nunca desde entonces? Quizá vaya siendo hora de actualizar alguno de los platos… ¿No? No necesitas volverte loco: solo fijarte en qué demanda más la gente, qué menos, así como en aprovechar las diferentes épocas del año y darle un toque diferente a tu carta con algunos platos nuevos. Además, estimularás que el cliente venga en busca de esas novedades. Eso sí, cualquier cambio debe adaptarse a tu concepto y estar bien planteado económicamente.

Con el Sistema Gastrocoaching, te ayudo a corregir los errores de funcionamiento de Tu Restaurante, para que mejores y pases al Siguiente Nivel.

Ahora pregúntate… 

¿Cuántas de estas cuestiones sobre Gestión de Restaurantes desconocía antes de leer el artículo? ¿Cuántas conocía pero no he aplicado nunca? ¿Cuántas he aplicado, pero no lo he hecho correctamente? ¿Cuándo empezaré a corregirlas?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies