Hola a tod@s,

la pregunta de hoy se las trae ¿eh? A ver, como si estuviéramos en una sesión de Restaurant Training: Que levante la mano el que sepa en qué negocio está realmente. Todos los que la habéis levantando pensando en que estáis en el negocio de vender comida, ya la podéis ir bajando.

En el mundo de la restauración hace mucho, mucho tiempo que los restaurantes dejamos de estar en el negocio de la comida. Con una oferta creciente exponencialmente, cada vez más variada y rompedora en muchos aspectos, con las redes sociales marcando el paso y el cliente cada vez más informado y con demandas más diversas, lo que menos se tiene en cuenta a la hora de elegirte a ti, como restaurante, y no a otro, suele ser la comida.

Dejemos algo claro antes de continuar: que nos elijan por cuestiones ajenas a la comida no quiere decir que un restaurante funcione sin un nivel de cocina aceptable. Necesitas tener una buena carta y una buena ejecución de platos para funcionar, eso es obvio. Pero, no es eso lo que va a marcar la diferencia. Es todo lo que hay alrededor de Tu Negocio, de Tu Marca, lo que hace que te elijan a ti y no a otro. Por eso es CLAVE (sí, así, en mayúsculas) que definas en qué negocio estás realmente. O, lo que es lo mismo: por qué te compra tu cliente. Qué viene buscando cuando te escoge. De eso va el post de hoy.

Definir en qué negocio estamos realmente cuando tenemos un restaurante toca otro de los pilares fundamentales del mismo: la Estrategia. Te refresco la memoria:

La Estrategia es el Impacto que queremos crear en el Cliente a largo plazo.

Para definir en qué negocio estamos realmente, primero debemos definir los Objetivos Estratégicos del mismo, ya que son estos los que nos ayudarán a determinar, por un lado, qué es lo que estamos haciendo y, por el otro, qué es lo que pretendemos conseguir con lo que hacemos.

El objetivo último siempre es “vender”, por así decirlo. Que el Restaurante sea rentable. Ganar dinero. Pero estos no son Objetivos Estratégicos válidos para establecer en qué negocio estamos: los Objetivos Estratégicos se refieren a lo que queremos conseguir en relación con el cliente (ya que el cliente es nuestra forma del llegar a ese objetivo último de “vender más” o “ganar dinero”).

Ahora que tenemos esto claro, haz un pequeño ejercicio. Dedica diez minutos a pensar qué es lo que quieres conseguir con todas las acciones que pones en marcha en Tu Restaurante y para Tu Restaurante. Coge tu cuaderno y anótalas en una lista. Todo eso que quieres conseguir (cosas como tener Clientes Leales, ofrecer un buen Servicio al Cliente, ofrecer una Carta siempre innovadora, resultar cómodo para el cliente en todos los sentidos…) son tus Objetivos Estratégicos.

De todos los que hayas apuntado, quédate con un máximo de TRES. Es importante que sean tuyos y de verdad se correspondan con lo que haces en el restaurante. Si no, no tiene sentido.

A partir de estos Objetivos Estratégicos ya puedes definir los Valores de Tu Restaurante, en clave Cliente: es decir, aquello que tu Cliente valora en Tu Negocio. Aquello por lo que te escoge a ti y no a otro. Selecciona TRES de esos Valores, los que consideres más importantes. Ahí tienes el negocio en el que estás realmente. Y verás que no es en el de vender comida.

Definir en qué negocio estás te ayudará a mejorar en tu Estrategia e Innovación, porque te permite enfocarte en las necesidades del Cliente y trabajar por anticiparlas. Esto, además de ayudarte a fidelizar al Cliente, también te da ventaja sobre la competencia. Así de importante es saber cuál es de verdad tu negocio. Averígualo hoy con el Sistema Gastrocoaching de Mejora de Restaurantes.

Hazte estas preguntas:

¿Sabes en qué negocio estás realmente? ¿Por qué te compra tu cliente? ¿Cuáles son tus objetivos estratégicos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies