Hola a tod@s,

estos días he estado un poco reflexivo. Imagino que será por el otoño, que es como una vuelta a empezar (de mi época de estudiante conservo la idea de que el año empieza dos veces: una en enero y la otra en septiembre, cuando volvemos de las vacaciones de verano) y hace que nos planteemos muchas cosas, también en los negocios. En Nuestro Restaurante.

El caso es que estos días leí un interesante artículo en el que se decía que, para cambiar realmente tu vida y llevarla por el camino que quieres seguir, es necesario dar un salto cualitativo hacia adelante y ponerte a trabajar en ello con toda tu energía. Mientras leía el artículo, caí en la cuenta de que en los Negocios (y la Restauración es un Negocio, como te he dicho muchas veces y te seguiré diciendo para que no lo olvides) sucede lo mismo. Si queremos dar un cambio radical al funcionamiento del nuestro, no nos queda de otra que echarle valor y empezar a trabajar para lograr lo que deseamos. Para ganar.

En los negocios, como en la vida, para conseguir esto tenemos que trabajar mediante un proceso que nos permita crecer de manera consistente y duradera (para que los resultados sean reales y no flor de un día, como se suele decir), así como que nos permita obtener resultados consistentes y reales. Los que realmente queremos conseguir.

En este proceso, el llamado Coaching de Resultados es una herramienta fundamental. ¿Lo conocéis?

Aunque pueda parecer que se trata de un concepto de lo más actual y novedoso (a nuestra generación le parece que todo lo hemos inventado nosotros), lo cierto es que es tan antiguo como la propia humanidad. El Coaching de Resultados se basa en la inmersión en el proceso de aprendizaje y trabajo y requiere de dedicación completa, pero merece la pena: los resultados son mucho mejores que con otras herramientas que no funcionen mediante el método de inmersión.

Para participar en un proceso de Coaching de Resultados, personal o para nuestro Negocio, es necesario tener en cuenta que vamos a necesitar tres cosas:

  • Voluntad: para empezar, para poner en marcha todo lo que vayamos aprendiendo, aguantar durante todo el proceso y, muy importante, finalizarlo.

  • Persistencia: para no abandonar a la primera de cambio, con la primera dificultad, el primer contratiempo, el primer día de cansancio.

  • Paciencia: ésta es la más importante. Paciencia para llevar a cabo el proceso pero, también para esperar a que empiecen a llegar los buenos resultados por los que hemos trabajado y que merecemos.

La falta de paciencia que reina hoy en día en nuestra sociedad es la principal enemiga del trabajo de fondo, en cualquier Negocio (y también en la vida personal) y una de las razones fundamentales de que mucha gente opte por desechar el coaching de resultados. Tenemos muy poca paciencia. Queremos todo ya y queremos que salga bien a la primera. Si no es así, nos consideramos estafados, nos convencemos de que lo que hemos hecho no funciona y pasamos a otra cosa.

Debemos aprender a parar. En los Negocios y en la vida. Debemos aprender a trabajar para obtener resultados a medio y largo plazo y saber que son los resultados que en verdad necesitamos. Los que estamos buscando. Es Muy Importante que entiendas que, en Tu Negocio, los resultados no siempre van a llegar pronto y que eso No es Malo.

Si realmente quieres cambiar tu Negocio y obtener mejores resultados, llevarlo por el camino por el que deseas llevarlo y hacer que cambie, debes dejar de “intentar” cosas para “hacer” cosas. Debes dejar la prisa y empezar a Trabajar. El Coaching de Resultados te ayudará en este proceso. Porque los Resultados no llegarán pronto, pero llegarán y lo harán A Tiempo. Y eso es mucho mejor.

Hazte estas preguntas:

¿Tengo paciencia cuando quiero implementar cambios en mi Negocio? ¿Me planteo Plazos Reales para verificar si los procesos están funcionando? ¿Paso de una estrategia a otra demasiado rápido y sin tener en cuenta el plazo de desarrollo que necesita cada una de ellas? ¿Podría trabajar mediante Coaching de Resultados? ¿Tengo Voluntad y Persistencia para hacerlo? ¿Quiero de verdad el Cambio en Mi Restaurante?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies