Hola a tod@s,

 

hoy quiero empezar el post con una pregunta. ¿Sabéis qué es la inercia? Si la respuesta es NO, es posible que sea la Inercia quien está controlando vuestro negocio y no a la inversa.

 

En Hostelería, como en cualquier Negocio, debemos tener en cuenta la inercia.

 

¿Qué es la inercia? Es un concepto que procede la Física y que define la propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en su estado de reposo o movimiento, mientras la fuerza sea igual a cero, o la resistencia que opone la materia a modificar su estado de reposo o movimiento. Como consecuencia, un cuerpo conserva su estado de reposo o movimiento rectilíneo uniforme si no hay una fuerza actuando sobre él.

 

Es decir: la inercia es lo que provoca que los cuerpos tengan tendencia a permanecer como están. En los Negocios sucede exactamente lo mismo. Cualquier Negocio (y Tu Restaurante es un Negocio) tiene tendencia a continuar tal cual está. Si está bien continuará yendo bien. Si está mal continuará yendo mal. Es su inercia natural.

 

Controlar la Inercia en Nuestro Negocio es fundamental. Por eso te pregunto ¿controlas la Inercia en Tu Restaurante? ¿Sabes la inercia que llevas, si es positiva o negativa y por qué? Antes de poner en marcha cualquier cambio en Tu Negocio, debes invertir la Inercia para que sea positiva. Porque, si no lo haces, por muchos cambios que hagas en Tu Restaurante, la Inercia los llevará a su terreno y si es el negativo, no mejorarás.

 

Lo bueno de la Inercia es que puedes servirte de ella para conseguir mejores resultados de una manera más rápida. Y es que, igual que la Inercia Negativa lleva cualquier nueva iniciativa al terreno de las pérdidas, la Positiva te ayudará a llevar tus nuevas iniciativas al terreno de las ganancias, de los beneficios. Solo tienes que aprender a identificarla y trabajar en invertirla para llegar a los buenos resultados que buscas.

 

No te des por vencido. Cambiar la inercia de tendencia para que te ayude a mejorar requiere de un tiempo de espera y aplicación y también de trabajo, pero merece la pena.

 

La inercia se aplica a todo dentro de nuestro Negocio. Cualquier cambio que llevemos a cabo, por pequeño que parezca, va a tener que luchar contra la inercia de hacer las cosas como las veníamos haciendo hasta ahora.

 

Por ejemplo, la inercia se aplica a nuestras acciones de Marketing en un sentido muy claro: si nuestro Negocio tiene una inercia negativa, el Marketing sólo va a contribuir a que esa inercia negativa se mantenga y vaya más rápido. Es decir, si tenemos un Restaurante que no va bien, con una inercia descendente, y decidimos empezar a hacer Marketing sin haber hecho nada más primero, para tratar de mejorarlo, al principio, los resultados tienden a remontar.

 

Pero es en ese momento cuando entra en escena la inercia que tenga nuestro negocio. En el caso del ejemplo, el Negocio tiene una Inercia Negativa, de manera que está o bien en pérdidas o bien dando menos beneficios de los esperados. Esto quiere decir que, pasada la subida inicial, que es natural porque cuando hacemos cosas nuevas los resultados cambian y al principio suelen ir a mejor durante un breve periodo de tiempo, si la Inercia de Nuestro Negocio es negativa, esos resultados de Marketing volverán a no ser los deseados.

 

¿Quiere esto decir que hay que dejar de intentarlo? NO.

 

Lo que quiere decir es que cualquier proceso de cambio requiere de un periodo de implantación y establecimiento mediante el que se puedan invertir las inercias negativas y convertirlas en positivas o, en otras palabras: los resultados duraderos no suelen ser rápidos ni se suele llegar a ellos muy fácilmente pero, a la larga, producen más beneficios que las iniciativas que funcionan de manera explosiva en el inicio, como los fuegos artificiales.

 

En el caso de que Tu Restaurante esté dentro de una Inercia Negativa, antes de poner iniciativas en marcha tienes que optimizarlo, esto es: invertir esa Inercia. Para ello, es bueno que empieces a pensar en un proyecto de Negocio planificado durante un tiempo de al menos un año. Si está bien hecho, hay un retraso de entre cuatro y ocho meses para empezar a notar los efectos.

 

Debes tener siempre presente que No es inmediato. La Inercia es cuestión de persistencia.

 

Hazte estas preguntas:

 

¿Controlas la Inercia en Tu Restaurante? ¿Sabes la inercia que llevas, si es positiva o negativa y por qué? ¿Estás preparado para invertir la Inercia Negativa de tu Restaurante? ¿Tienes la voluntad y persistencia suficientes para hacerlo? ¿Sabes sacar provecho de tu inercia?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies