Hola a tod@s,

hoy quiero empezar con una pregunta: ¿Cuántos de vosotros tenéis claro cómo va a ser vuestro Restaurante de aquí a unos años? Hace unos días, leí una estadística que me impactó. La estadística decía que alrededor de la mitad de las familias de Estados Unidos no están preparadas económicamente para jubilarse a los 65 años. En definitiva, para el futuro. Esto quiere decir que, cuando llega el momento, no pueden hacerlo por una mala planificación previa, incluso aunque hayan estado pagando un plan de pensiones (que en EE UU se conocen como “cuentas de retiro”).

El dato me llevó a pensar en Mi Restaurante. Hace un tiempo diseñé para él un Plan de Futuro en el que baso las estrategias y decisiones que voy poniendo en marcha, trabajando para que el plan vaya siendo poco a poco una realidad. Una parte importante de los negocios de hostelería fracasan por falta de planificación, algunos presente y otros futura.

Cuando empezamos un negocio, solemos tenerlo todo planificado en el Plan de Negocio que es preciso elaborar antes (y, si no lo tenemos, es posible que surjan complicaciones antes de lo esperado). Sin embargo, conforme va pasando el tiempo, muchas veces se nos olvida que la planificación sigue siendo necesaria, tanto desde el punto de vista económico como desde el de los objetivos.

Un restaurante sin Plan de Futuro es un restaurante del que estamos desconectados. Y desconectar del futuro del restaurante es dar un paso hacia los problemas. El estudio sobre el ahorro de las familias americanas que leí asociaba la falta de previsión económica con una desconexión importante entre el yo presente y el yo futuro, de tal modo que las personas no ahorramos porque vemos a nuestro yo futuro como a un extraño en el presente. El futuro nos resulta ajeno. Si esto es grave en la economía doméstica, en la de nuestro Restaurante no lo es menos. Para que no nos suceda, si no lo tenemos todavía, es el momento de empezar a diseñar un Plan de Futuro.

Diseñar el Futuro de Tu Restaurante te ayuda a tres cosas:

  1. Evitar la desconexión entre Tu Restaurante en el presente y Tu Restaurante en el futuro.

  2. Percibir el desarrollo de Tu Restaurante como algo propio y no como algo ajeno a ti y al negocio tal y como está en el presente.

  3. Desarrollar la capacidad de mirar las situaciones de una manera diferente, en perspectiva y en clave de futuro, teniendo en cuenta que las acciones que pongas en marcha hoy darán los resultados mañana. Además, mirar Tu Restaurante en perspectiva te ayudará a descubrir problemas ocultos que desconocías.

Piensa en cómo quieres que sea Tu Restaurante en el futuro y empieza a trabajar en un Plan que te ayude a llegar hasta él. Recuerda que el futuro está en constante movimiento, de manera que tendrás que diseñar un plan flexible, que vaya cambiando y creciendo con los años, igual que lo irá haciendo tu negocio.

Para que sea un plan completo, deberás tener en cuenta todos los aspectos relevantes de Tu Restaurante: desde quién será Tu Cliente en el futuro (lo que te servirá para ir localizándolo en el presente) hasta cómo será la organización de la plantilla, tu organigrama o tus procedimientos de servicio y hasta las instalaciones. Diseña el futuro que deseas para Tu Negocio y empieza a trabajar hoy por los buenos resultados de mañana.

Hazte estas preguntas:

¿Alguna vez te has preguntado cómo será el futuro de Tu Restaurante? ¿Tomas en el presente decisiones que puedan afectar a ese futuro de Tu Negocio? ¿Has empezado a trabajar en el futuro de Tu Restaurante? ¿Cómo lo imaginas?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies