Hola a tod@s,

hoy empiezo con una de esas preguntas que tanto me gustan. ¿Cómo crees que ven Tus Clientes a Tu Restaurante? Si les preguntaras que cómo lo ven… ¿Se correspondería su percepción con cómo crees tú que es Tu Restaurante?

Conocer cómo ve el Cliente nuestro Restaurante y compararlo con cómo creemos nosotros que lo ve, así como con la imagen que deseamos transmitir en realidad (y que sería la que el Cliente debería ver) nos ayuda a corregir desviaciones en nuestro Marketing, nuestra Comunicación, la Imagen que tenemos y la forma de hacer las cosas que da como resultado esa imagen que tenemos.

Si no lo hacemos, se puede dar el fenómeno de disonancia entre la percepción que el Cliente tiene del Restaurante y lo que Tu Restaurante realmente es. Si esto sucede… ¿qué nos encontramos?

  • Gran brecha entre lo que nosotros pensamos que somos y lo que la gente piensa que somos: la principal consecuencia de esto es que nos lleva a no conseguir clientes o a no atraer al cliente al que queremos atraer. Para lograr que nuestro Cliente Objetivo nos compre, tenemos que asegurarnos de que estamos transmitiendo lo que queremos y lo que él busca.

  • Insuficiente trabajo de Branding o trabajo poco acertado: en este caso, la clave es el Enfoque en Tu Restaurante, que es Tu Marca. Un buen trabajo de Branding es muy importante para posicionar Tu Negocio y para que lo perciban como quieres que lo perciban. El Branding está en los cimientos de Tu Negocio, son los cimientos mismos. Por eso, es fundamental que la percepción del cliente se corresponda con lo que Tu Negocio es. Y has de trabajar en ello para conseguirlo. Todo en Tu Restaurante es Imagen. Todo hace Marca. Piensa en una solución Global.

  • Solemos fallar en lo que transmitimos al mercado: esto es así porque, generalmente, no tenemos una estrategia global de imagen. Si en la cocina decimos una cosa, en el salón otra y en nuestra manera de contarlo (nuestro Marketing) otra distinta… ¿con cuál se quedará el Cliente? ¿Qué percibirá de nosotros? Mira tu Negocio con ojos de cliente y piensa qué percibirías tú. Recuerda que, como te decía más arriba, todo lo que haces en Tu Restaurante transmite imagen, así que cuida los detalles. Hasta el más pequeño de ellos forma parte de tu comunicación al mercado y de lo que el Cliente Objetivo ve de ti.

  • Tu imagen debe ser coherente con el mensaje que transmites a través de todos tus canales: la Clave está en la Consistencia. Todo en Tu Restaurante debe ser consistente, todo debe enviar el mismo mensaje, en todos los canales. Coherencia y Consistencia. Trabajar sobre ello te ayudará a reducir la disonancia en la percepción y te enfocará hacia tus objetivos. Recuerda que el Branding se basa en la percepción en un 50% y que, para que sea la adecuada, debe rezumar Coherencia.

  • Debes testar SIEMPRE qué imagen tienes entre tus clientes y en el mercado: te lo adelantaba en la presentación del artículo de hoy. Es Crítico que sepas qué imagen tienen de Tu Restaurante tus Clientes y qué imagen tiene el Mercado de ti. Conocerla es la única manera de trabajar para corregirla, en el caso de que sea necesario y no se corresponda con la imagen que quieres dar. Y, si se corresponde, saberlo es claro para asegurarte de que la mantienes.

  • Piensa en lo que Vendes y Asegúrate de que lo que Vendes es lo que el mercado Ve: ¿Qué vendes en Tu Restaurante? ¿Comodidad? ¿Novedad? ¿Tradición? ¿Vanguardia? ¿Un concepto orgánico? Sea lo que sea, defínelo bien y, después, comprueba que efectivamente eso es lo que estás diciendo con tu Comunicación y tu Marketing y, por lo tanto, es lo que está viendo el mercado. Porque, al final, lo que eres es lo que el Mercado ve. Y no al revés.

  • Controla la imagen de tus Embajadores de Marca (y también la tuya propia): tener embajadores de Marca supone una gran ventaja a la hora de captar nuevos clientes y hacerte un nombre en el mercado, pero solo si la imagen de Tus Embajadores se corresponde con la de Tu Restaurante. También tu imagen en redes sociales (la que llega al Mercado) debe ir acorde a Tu Negocio. Trabaja en ello para evitar discordancias.

Hazte estas preguntas:

¿Cómo trabajo mi imagen de Marca? ¿Cuido que la Consistencia rija todas las decisiones que tomo al respecto de Mi Restaurante? ¿He interiorizado que, en Mi Restaurante, todo es Marketing y todo contribuye a dar una imagen a Mi Cliente? ¿Sé cómo percibe Mi Cliente el Restaurante? ¿Se corresponde esa visión con lo que yo quiero transmitir? Si no es así ¿qué voy a hacer para solucionarlo? Y lo que es más importante: ¿Cuándo voy a empezar?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies