Hola a tod@s,

cuando trabajamos con Equipos, debemos tener en cuenta siempre que, ante todo, estamos trabajando con personas. Esto quiere decir que nuestro Equipo (al completo o algún miembro en concreto) puede tener un mal día o dejarse llevar por las emociones negativas, de manera que se llegue a arruinar un servicio o que el ambiente de trabajo no sea el más adecuado y no sepamos realmente por qué.

Si notas que en Tu Restaurante el ambiente está enrarecido de vez en cuando y quieres evitar que las emociones negativas campen a sus anchas por tu sala y tu cocina, toma nota de estas técnicas para aprender a gestionarlas en provecho de Tu Negocio (inspiradas en las enseñanzas del Equipo de Managing Emotions):

  1. Enseña a Tu Equipo técnicas de control emocional para situaciones de estrés: el primer punto para gestionar las emociones negativas dentro del espacio de trabajo es dotar a tus empleados de herramientas para que puedan controlarlas y dar las respuestas adecuadas al momento y espacio en que se encuentran. Enséñales a gestionar conflictos entre ellos para que sean capaces de gestionarlos con terceros (clientes, proveedores…).

  2. Entrena la Atención de Tu Equipo: uno de los problemas clave de las emociones negativas es que suelen arrasar a su paso con todo lo demás. En un servicio que se tuerce por el motivo que sea, por ejemplo, si nuestro Equipo se enfoca en lo que está saliendo mal, será imposible levantarlo y que salga bien. Para evitarlo, entrena a Tu Equipo y enséñale a focalizar su Atención en lo positivo del servicio, en el siguiente objetivo, dejando a un lado la parte mala para analizarla cuando el trabajo haya terminado y de cara a mejorar para días posteriores.

  3. Practica el entrenamiento periódicamente y refuérzalo: para controlar las emociones negativas y gestionarlas de forma positiva no sirve solo con formar y entrenar al Equipo una vez y en una sola situación o tipo de situación. La formación y entrenamiento deben ser continuos. Para ello, puedes tomar como base nuevas situaciones negativas que se den en el Restaurante y hacer ejercicios de mejora con Tu Equipo para que sepan gestionarlas si vuelven a ocurrir.

  4. Entrena a Tu Equipo para que funcione como tal: muchas veces, los problemas de emociones negativas no afectan al Equipo entero, sino a una sola pieza que va descolocando los demás. Haz un verdadero trabajo de creación de Equipo e inculca a tus trabajadores que, durante el servicio, lo importante es el conjunto y no la individualidad. De este modo estarán más predispuestos a ayudarse y a dejar a un lado sus carencias, errores o sensaciones negativas en aras de alcanzar la positividad común.

  5. Aprovecha las debilidades particulares para convertirlas en fortalezas del Equipo: una buena manera de gestionar la negatividad de individuos concretos dentro del Equipo es ponerla como ejemplo y enseñar a todo el Equipo a combatirla y centrarse en lo que están haciendo, sin caer en una deriva negativa. La debilidad particular puede convertirse en la fortaleza del Equipo con un poco de trabajo y esfuerzo por parte de todos.

  6. Descubre el por qué de las reacciones negativas de Tu Equipo: si los momentos de negatividad y tensión son muchos, frecuentes y van más allá de las horas de servicio, quizá exista un problema subyacente de convivencia dentro de Tu Equipo que debes identificar y solucionar. Habla con tus empleados, uno a uno y también en grupo. Averigua qué es lo que sucede, dónde se producen las fricciones, y busca una solución ecuánime que solucione el problema.

  7. Fomenta la autoestima de Tu Equipo: seguro que ya sabes que una autoestima personal sana está en la base de una vida feliz y plena pero ¿sabías que una autoestima de Equipo sana consigue lo mismo en el plano colectivo y laboral? No se trata de que le digas a Tu Equipo que lo hace todo bien si no es así, sino de averiguar sus potencialidades y puntos fuertes y trabajar para mejorar los débiles, de modo que todos se sientan valiosos y valorados dentro del engranaje del Equipo. Un Equipo con una autoestima sana es un Equipo más seguro y predispuesto a emociones positivas.

Hazte estas preguntas:

Y tú ¿cómo gestionas las emociones negativas en Tu Restaurante? ¿Sabes de dónde vienen? ¿Has entrenado a Tu Equipo para que aprenda a reconocer sus emociones negativas y sepa cómo neutralizarlas?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies