Hola a tod@s,

decía Brian Tracy que cada uno tiene dentro de sí mismo todo lo que necesita para superar los desafíos de la vida. En el caso de Nuestro Restaurante, muchas veces tenemos también las ideas y sugerencias que necesitamos al alcance de nuestra mano en el propio negocio y no nos damos cuenta. No sabemos verlas. Porque no somos nosotros quienes las tenemos, sino Nuestro Equipo.

Para aprovechar todo su potencial hay que aprender a escucharlo y eso sólo podemos hacerlo estimulando su feedback y haciendo que el proceso sea sencillo, claro y beneficioso para todos.

Así se hace:

  1. No esperes a que Tu Equipo venga a hacerte sugerencias, pregúntaselas tú: la mejor manera de conseguir que Tus Empleados te cuenten cosas sobre el funcionamiento de Tu Restaurante que tú no ves y que deseas (necesitas) saber, es que les preguntes. Pero ojo con cómo les preguntas. Esto no es una forma de sonsacar información a nadie ni estás buscando culpables de nada. Lo que quieres es saber lo que pasa y por qué pasa. Logra que tus empleados se sientan útiles con sus aportaciones y vean que el negocio funciona gracias a ellos. Que los errores se corrigen.

  2. Valora cualquier sugerencia: por peregrina que sea una idea, ten en cuenta que el miembro de Tu Equipo que la expone se ha tomado el interés de pensarla y ha tenido el valor de exponerla, que no siempre resulta fácil de encontrar. Valora siempre todas y cada una de las ideas que te dan y manifiéstalo así al empleado.

  3. Pon en marcha las mejores ideas de Tu Equipo: escuchar y valorar todas las ideas y sugerencias no te obliga, sin embargo, a ponerlas todas en marcha. Escoge y trabaja sobre aquellas que realmente sean adecuadas para Tu Negocio y deja saber a tus empleados por donde han de ir en sus comentarios. Se esforzarán por que sus ideas sean las seleccionadas la próxima vez.

  4. Reconoce sus méritos y la autoría de sus ideas: no hay nada que desanime más a proponer ideas o comentar situaciones de desajuste que el hecho de que, una vez se haya arreglado un problema o empiece a funcionar una propuesta lleva, sean otros quienes se lleven el mérito de la idea y no su autor. Sé justo y reconoce siempre al autor de cada sugerencia si quieres que Tu Equipo las siga haciendo.

  5. Inculca la idea de que, de lo que se trata, es de mejorar entre todos: sobre todo en el caso de problemas de funcionamiento, en muchas ocasiones los empleados suelen tener miedo de señalar un desajuste por si se toman represalias contra ellos (tanto por parte de la empresa como por parte de los compañeros). Haz hincapié en la idea de que lo que buscas es que la empresa mejore y todo el Equipo con ella, no empezar a despedir gente.

  6. Premia la participación: recompensar con unas horas libres o un detalle a las personas que se toman el interés y dedican tiempo a ayudarnos a mejorar el funcionamiento del Restaurante estimulará a quienes no lo hagan y dejará en el Equipo la impronta de que sus aportaciones son importantes y apreciadas, de modo que querrán continuar haciéndolas. Existen numerosas recompensas no monetarias que puedes otorgar a tus trabajadores para estimular el feedback y que el sistema funcione.

Hazte estas preguntas:

¿Escucho las sugerencias de Mi Equipo? ¿Les permito participar, en su papel, en los procesos de toma de decisión y tengo en cuenta aquellas ideas que puedan ser de ayuda para el Negocio? ¿Reconozco sus méritos? ¿Conservo la autoría de sus ideas para que sepan que pueden proponer sin temor a que nadie se las apropie? ¿Estimulo el feedback de mis empleados? ¿De qué manera? Si no lo hago ¿qué puedo hacer para empezar a fomentarlo?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies