GESTIÓN INTEGRAL DE RESTAURANTES

Hola,

hoy vamos a hablar de Gestión Integral de Restaurantes y, para ello, es necesario que sepas que el primer paso para tomar las riendas en la Gestión de Tu Restaurante es Medir. Debemos Medir para diagnosticar dónde estamos.

Medir es convertir actividades en números y lo más importante es empezar.

Adquirir las habilidades y herramientas para medir y entender tus resultados financieros es la llave para saber qué actividades cambiar para aumentar los beneficios y tener un cash flow sostenible. En Gestión, solo funciona la consistencia. Tienes que conocer tus números para buscar tendencias. La clave es acumular pequeños cambios.

Hoy vamos a ver habilidades de Gestión para Restaurantes y formas de mejorar la Gestión Integral en este Manual Avanzado que te servirá para continuar el trabajo. Vamos allá.

CINCO HABILIDADES DE GESTIÓN PARA RESTAURANTES

Persuasión: Gestionar un negocio, también de restauración (o sobre todo de restauración) es influir, persuadir y convencer en las múltiples negociaciones que se te presentan en el día a día (con proveedores, con empleados, con clientes…). Es una de las habilidades de Gestión más importantes en las que debes formarte y mejorar continuamente.

Enfoque: Si no sabes dónde poner el foco en tu negocio o lo tienes claro pero no sabes mantenerlo… ¿cómo alcanzarás tus objetivos? Enfócate. En los objetivos del restaurante, en el servicio, en cómo se tienen que hacer las cosas. Si pierdes el foco, el negocio descarrila. Enfócate en aquello que te lleva a avanzar y deja a un lado todo lo demás.

Innovación: Es buena idea que experimentes con nuevos métodos, aplicaciones y tecnología al servicio de la gestión, que te informes de manera periódica – leyendo libros especializados, formándote en seminarios como Restaurant Training o el Training Online, viniendo a este blog… – sobre las novedades en Gestión que puedes aplicar en Tu Restaurante y sobre cómo mejorar las habilidades que ya tienes. Innova de manera global, también en las parcelas que no están en contacto directo con el cliente. Todo suma en el camino al éxito.

Medición: Si no medimos, podemos dejar de hacer cosas que dijimos que haríamos y engañar en los análisis de por qué el negocio funciona como funciona. Los datos, en cambio, no mienten.

Revisión: La comprobación refuerza el factor responsabilidad. Para que todo el Equipo participe de ello, establece al menos un día al mes en el que revisar los datos con los responsables de cada área y trabaja para que comuniquen la información que consideres oportuna al resto de la plantilla.

TRES TAREAS QUE MEJORAN LA GESTIÓN INTEGRAL DE RESTAURANTES

Estudia a tu Cliente Objetivo y a quien no lo es: a la hora de diseñar una estrategia, es tan importante saber por qué nos compra quien nos compra y por qué nos dirigimos a un sector de mercado concreto, como por qué no nos compra quien no lo hace y por qué no nos dirigimos a ellos. Averigua los comportamientos de tu Cliente no Objetivo, sus hábitos de compra, Valores, lo que buscan. De este modo podrás saber si te interesa ofrecer algo que los convierta en parte de tu oferta, así como conocerás más a tu Cliente Objetivo actual por contraposición con quienes no lo son.

Establece un listado de objetivos claro y por áreas: cuando abriste el Restaurante tenías unos objetivos que puede que, a día de hoy, se hayan cumplido o no, o hayan cambiado o no. Lo que te propongo ahora es que revises esos objetivos globales y los corrijas si es preciso pero, también, que elabores un listado claro de objetivos por áreas e incluso por puestos de trabajo, con un calendario de fechas en el que deberían cumplirse, al menos de forma estimativa. Es la forma de trabajar para que suceda. Comunica los objetivos y el calendario a Tu Equipo, tanto para que se pongan en marcha como para que sepan a qué atenerse.

Mide tus resultados habitualmente: medir el rendimiento no solo nos ayuda a conocer las tendencias del negocio, lo que funciona y lo que no y el desempeño real de nuestro Equipo (y nuestro propio). También añade un plus de responsabilidad a la hora de gestionar, para todos. Si no medimos, podemos dejar de hacer cosas que dijimos que haríamos y engañar en los análisis de por qué el negocio funciona como funciona. Los datos, en cambio, no mienten.

También te puede interesar mi artículo Cinco maneras sencillas de mejorar la Gestión

En mi artículo Guía paso a paso para mejorar tus habilidades de Gestión te pedía apuntar en una lista tres habilidades de Gestión que tienes (o consideras que tienes), tres en las que no lo estás haciendo tan bien y tres que te gustaría tener o mejorar. Te invito a revisar esos apuntes y ver en qué punto estás ahora, para ver por dónde debes seguir mejorando.

La clave de las habilidades de Gestión, como en cualquier habilidad, está en la práctica y el entrenamiento.

Hazte estas preguntas:

¿Cuáles son tus habilidades de Gestión? ¿Cuáles son tus puntos fuertes en Gestión? ¿Y tus puntos débiles? ¿Cómo consigues fortalecerlos? ¿Cuándo te pondrás manos a la obra para mejorar tus habilidades de Gestión?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies