Hola a tod@s,

hoy os escribo después de haber leído un estudio que afirma que las imágenes de comida son, junto con las de animales y paisajes, las que más triunfan en Instagram. Yo mismo conozco a clientes que siguen cuentas de comida porque les gusta ver platos, incluso aunque no vayan a cocinarlos nunca.

Instagram ofrece un gran potencial a los Restaurantes como Red Social, ya que nos permite enseñar lo que podemos hacer y ofrecer al cliente de la mejor manera posible (después de la de una degustación en directo, claro): la visual.

Si tú también quieres que tus clientes potenciales sientan la necesidad de ir a comer a Tu Restaurante, hoy te enseño a usar Instagram en beneficio de Tu Negocio. Y hasta te vas a divertir.

  1. Usa tu cuenta: ¿Tienes una cuenta de Instagram? Úsala. Eso es lo primero que debes hacer. Si no la vas a usar, no la abras. Una red social abandonada da muy mala imagen de Tu Restaurante y puede generar malestar entre tus clientes si no les respondes o no interactúas con ellos. Así que, lo primero para hacerlo bien en Instagram con tu restaurante, es tener actividad en tu cuenta.

  2. Muestra tus novedades: Instagram es una herramienta maravillosa para mostrar tus platos, tus ingredientes y, sobre todo, tus novedades. El ser humano es eminentemente visual y esta red social se basa sobre todo en la imagen. En un Restaurante los sabores son fundamentales pero la imagen no se queda atrás. ¿Te suena eso de que comemos con los ojos? Aprovéchalo. ¿Quieres cambiar una receta? ¿Presentar un plato de otra manera? ¿Innovar? Haz pruebas y cuelga las fotos en Instagram. La red te servirá de test.

  3. Lanza promociones especiales: hacer descuentos o promociones relacionadas con la red social no sólo te dará más seguidores sino que te ayuda a captar clientes, a llegar a tu público potencial. Si tienes varias redes sociales, procura que tus promociones se adapten a cada una de ellas. Cosas como “enseña esta foto y te invitamos a una bebida” fucionan muy bien.

  4. Relaciónate con tus clientes: esto ya os lo he dicho más veces. Una red social es eso, social. Si tienes seguidores, relaciónate con ellos. Comenta sus fotos, dales “Me gusta”… Interactúa.

  5. Echa un vistazo a tu competencia: lo bueno de Instagram es que todos podemos ver lo que están haciendo los demás (igual que los demás pueden ver lo que estamos haciendo nosotros). Si tu competencia tiene cuenta en esta red social, procura visitarla de vez en cuando. Ver cómo llevan su negocio los demás puede ayudarnos a nosotros. Sobre todo, a la hora de diferenciarnos.

  6. Inspírate en negocios de otros sectores: esto es algo que deberías hacer para cualquier aspecto de Tu Restaurante y que también te viene bien en tus redes sociales. ¿Hay una tienda que sube imágenes originales? ¿Un taller mecánico que hace promociones que puedes adaptar a tu negocio? La inspiración está en cualquier parte. Búscala.

  7. Sigue con criterio: en las redes sociales, a veces caemos en el error de seguir a todo el mundo que nos sigue a nosotros y terminamos con un timeline lleno de información que no nos resulta útil. Piénsalo de este modo: ¿Vas a comer a las casas de todos tus clientes sólo porque ellos han venido a Tu Restaurante? En las redes sociales es lo mismo. Sigue a quien pueda aportarte algo, a buenos clientes, a clientes que quieras captar o a negocios con los que quieras llegar a acuerdos. Date a conocer seleccionando bien.

  8. Procura ser cercano: la naturalidad y la cercanía no consisten solamente en interactuar con tus seguidores. También en mostrar el día a día de Tu Restaurante, fotos espontáneas de tu Equipo trabajando, imágenes con clientes habituales, momentos especiales… Piensa ¿qué me gusta a mí ver en las cuentas de los demás? ¿Qué les gusta a mis seguidores ver? Te ayudará a saber qué contenido publicar.

  9. Sé “Customer Friendly”: facilita que tus clientes te encuentren en las redes sociales, en Instagram en este caso. Permite que compartan fotos de Tu Restaurante (es promoción gratuita y de la buena), atiende a sus quejas en caso de que las haya y no censures (siempre que las críticas o comentarios negativos se expresen con educación).

Hazte estas preguntas:

¿Tengo en cuenta el poder de la imagen a la hora de presentar mis platos? ¿He investigado si mis clientes hablan de mis platos en Instagram, si los comparten o qué dicen de ellos (incluso aunque Mi Restaurante no tenga perfil en esta red social)? ¿Tendría tiempo para poner en marcha una cuenta de Instagram? 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies