Hola a tod@s,

hoy vamos a hablar de Marketing móvil, una modalidad de Marketing muy ligada a las nuevas tecnologías, redes sociales, campañas de e-mailing y similares, que tiene unas especificaciones diferentes al marketing online pensado para el usuario de ordenador y en el que es tan importante o más no cometer errores como en otros tipo de Marketing, ya que se trata de promoción y contacto con el cliente mucho más inmediato y, a veces, efímero, por lo que un error es más determinante.

Esto es todo lo que NO debes hacer en Marketing móvil. Si lo estás haciendo, empieza a cambiar el chip.

  • No incluir el Marketing Móvil como un epígrafe específico en tu Plan de Marketing. Si ahora además me dices que no tienes Plan de Marketing todavía (¿en serio? ¿EN SERIO?), apaga y vámonos.

  • Lanzarte a la aventura de las apps móviles pero sin planificación (y sin destinar los recursos adecuados). Las apps son como las redes sociales: si no las vas a poder mantener, ir mejorando y, muy importante, no les vas a hacer caso una vez las lances, mejor no lo hagas. Necesitas que la app esté muy bien coordinada con el resto de recursos de tu restaurante (sobre todo si se puede reservar mesa a través de ella) para que funcione bien.

  • Usar el mismo diseño para las campañas vía mail (pensadas para el ordenador o la tablet) que para las campañas vía móvil. Las móviles son mucho más inmediatas, así que ni el diseño ni el tipo de promoción deberían ser los mismos.

  • Enviar campañas a través de mensajes al móvil o al whatsapp a las tantas de la madrugada. Puede que el correo a esas horas no nos moleste, pero mucha gente deja el móvil con sonido por la noche, así que un mensaje de tu restaurante a las tres de la mañana, por buena que sea la promoción, no te hará ganar muchos clientes. Avisado estás.

  • Ofrecer contenido poco interesante, sin ningún valor para el usuario o repetido. Esto sirve tanto para las redes sociales como para Newsletters y similares.

  • Invadir el móvil de tus clientes con campañas de mensajes para las que no te han dado autorización y a las que no se han suscrito. Además de dar muy mala imagen, puede constituir delito.

  • Lanzar campañas con faltas de ortografía, erratas o incorrecciones gramaticales. Dan sensación de descuido y de que no dedicas mucho tiempo a lo que muestras a tus clientes. Ni en tu marketing, ni en ningún sitio.

  • Olvidarte de poner bien clara tu marca, de manera que el cliente no te identifique o le cueste hacerlo. Seguro que tienes en la cabeza un montón de anuncios muy creativos de los que al final no te acuerdas de quién era la campaña, porque se perdieron en la abstracción la sutileza y el concepto. Sé sutil con las promociones, pero no tanto. Nadie llama nunca para cenar al admirador secreto.

  • No revisar la lista de contactos a la que vas a enviar la campaña y confundirte de segmento. Ahora que podemos segmentar la publicidad prácticamente como queramos, vigila que envías las campañas a quien realmente quieres dirigirlas, o será inversión perdida.

  • Todo para el cliente, pero sin el cliente: dirigirte a tu cliente pero sin preocuparte en absoluto por nada que no sea el dinero que puede gastar en Tu Restaurante. Mal. MAL.

  • Pasarte con los anuncios, promociones y mensajes dirigidos a vender. Si lo haces, disimula un poco, hombre.

  • Promocionar pero a medias. Si no hay llamada a la acción, no dejas un teléfono, el link a tu web o a la página de reservas desde la que gestionas las mesas de tu restaurante… ¿Cómo esperas obtener resultados con tus campañas?

  • Promocionar todos los días y a todas horas. ¿Cuál crees que es el umbral de tolerancia del cliente con el envío masivo de mensajería? No sé si estará medido, pero te aseguro que es muy muy bajo. Promociona con cabeza y dosifica. DOSIFICA.

  • No medir los resultados de las campañas que haces o no estar pendiente para saber si se han enviado, si lo han hecho correctamente, si llegan a quien deben llegar… Si haces una campaña para no medirla… ¿Para qué la haces?

Aprende con Gastrocoaching y el Sistema Integral de Mejora para Restaurantes a identificar los principales problemas de tu negocio y, muy importante: a ponerles solución para llevar a Tu Restaurante al Siguiente Nivel. Ponte hoy en contacto con nosotros.

Hazte estas preguntas:

¿Practico el Marketing móvil en Mi Restaurante? ¿Lo he incluido dentro de mi estrategia de Marketing como un epígrafe específico? ¿Cometo alguno de los errores listados más arriba? ¿Cuáles? ¿Qué puedo hacer para corregirlos? ¿Cuándo voy a empezar a hacer buen Marketing móvil? ¿Hasta cuándo voy a aguantar sin obtener los resultados que busco?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies