Hola a tod@s,

hoy es el Día de los Santos Inocentes, así que… ¿Qué mejor momento para hablar de las inocentadas que le haces en el día a día a Tu Restaurante? Sí, sí, se las haces. Y no tienen nada que ver con llamar por teléfono y preguntar por un nombre que suena a palabrota cuando lo pronuncias, no.

Este es un post de lo más serio, porque habla de cinco inocentadas – que son errores graves – que están matando Tu Restaurante y que le haces no el 28 de diciembre, no: todo el año. Y no, no es ninguna broma. Presta atención porque, si estás cometiendo alguno de ellos en Tu Restaurante, lo mejor que puedes hacer es ponerte manos a la obra ya y solucionarlos.

Son estos:

  1. Tu negocio se ha estancado (y tú no haces nada para reactivarlo): el mundo actual de la restauración requiere de que la rueda de la innovación no se detenga nunca. Si la tuya lo hace, mala cosa. No se trata de innovar por innovar, como te he dicho más veces, ni de acometer grandes proyectos para los que no tengas presupuesto. De lo que se trata es de no dejar de investigar en las necesidades de tu cliente y en cómo puedes cubrirlas cada vez mejor, dando un valor añadido que te ponga por delante de la competencia. Si no puedes ofrecer novedades en la carta, entrena para mejorar cada vez más el servicio al cliente. Si ya tienes un servicio al cliente muy bueno, ponte en el lugar de quien te compra y piensa cómo podrías estar haciéndolo mejor. El conocimiento profundo del cliente es fundamental para mantener la innovación en la línea en que te resulta útil para tu objetivo último y que no es otra que llevar a tu restaurante al Siguiente Nivel.

  2. No tienes una marca definida: ¿Tu Restaurante es de todo menos coherente? ¿Tu cocina dice una cosa, tu decoración otra, tu servicio al cliente otra… y piensas que no importa? ERROR. Para que Tu Restaurante sea reconocible y esté orientado al Cliente Objetivo al que quieres llegar (si no sabes a qué cliente quieres llegar, ya sabes lo que tienes que hacer), debes trabajar en Tu Marca. Ponerle nombre al restaurante no es suficiente. Tienes que respaldar eso con el Concepto: una historia, una promesa de marca y un conjunto de valores fundamentales.

  3. No controlas el consumo de materia prima: No controlar los consumos ocultos ni corregir la diferencia entre producción y ventas: los consumos ocultos son las mermas, pérdidas y otras cuestiones relacionadas con los productos que compramos para el Restaurante y que desconocemos porque no las estamos controlando ni midiendo. ¿Cuándo las descubrimos? Cuando empezamos a controlar y a medir. Por otro lado, para controlar que la diferencia entre producción y venta sea la mínima y tener controlado el destino de todos y cada uno de los productos, es necesario un plan de control. Y para eso, la ayuda de un servicio de Consultoría es fundamental. Porque estarás seguro de que, todo lo que tú no veas, lo verá tu consultor.

  4. No tienes una base de datos de clientes: Si cuando te preguntan por la tuya eso es lo que responder… MAL. Es más: MUY mal. Hacer un nuevo cliente cuesta entre seis y siete veces más tiempo que mantener uno que ya tienes. Algunos restaurantes no se molestan en mantenerse en contacto con su base de clientes, porque creen que servir excelente comida es suficiente para mantener la lealtad de los clientes. Esto no es así. Por eso, mantente en contacto con tus clientes. Colecciona tarjetas de visita, correos electrónicos y nicks en redes sociales. Envía boletines de noticias, charla con tus clientes en Facebook, retuitea tuits de tus seguidores…

  5. No tienes procedimientos en el Restaurante: un Restaurante sin procedimientos es el mejor caldo de cultivo para un Equipo descoordinado y con errores de servicio. Problemas como dificultad para trabajar entre los miembros del Equipo, así como para hacerlo con el personal eventual, son comunes si no hay procedimientos bien entrenados que ayuden a la coordinación.

Mejora el desempeño de Tu Restaurante desde hoy poniendo en marcha el Sistema Gastrocoaching de Mejora Integral para Restaurantes y entrenamiento de Equipos Extraordinarios. Elige avanzar y trabaja para llevar a Tu Restaurante al Siguiente Nivel.

Hazte estas preguntas:

¿Cuál de estas cinco inocentadas le haces a Tu Restaurante habitualmente? ¿Cómo puedes corregirlas? ¿Cuándo empezarás a hacerlo? ¿Hasta cuándo seguirás boicoteando el desarrollo de Tu Restaurante con una mala gestión?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies