Hola a tod@s,

¿ya estáis preparando los regalos de Navidad? Seguramente llevéis semanas con ellos si sois de los más previsores, o estaréis empezando a pensarlos ahora, si no lo sois tanto. Una de las cosas que más nos gusta a todos de la Navidad son los regalos. Aunque sean un simple detalle. El hecho de que se acuerden de nosotros, nos conquista.

Con nuestros clientes sucede lo mismo en el Restaurante. Un simple detalle como invitar al café, a una copa de licor al final de la comida o enviar un descuento con la Newsletter tienen un efecto muy positivo sobre nuestros clientes, porque son un regalo.

Cuando pensamos en regalos, normalmente asociamos el detalle a un gasto económico. Este planteamiento tiene, en mi opinión, dos errores de base: el primero (y si habéis visitado este blog habitualmente, ya sabréis a qué me voy a referir) es que un detalle con el cliente no es un gasto, sino una inversión en valor de por vida. El segundo, que no todos los regalos que hacemos al cliente tienen por qué suponer un coste económico.

Hoy os traigo diez regalos que podéis (es más, que debéis) hacer a vuestro cliente y conseguir que vuelva. Son estos:

  1. Una propuesta de Valores que se adecue a los valores que el cliente busca en Tu Establecimiento.

  2. La sensación de que el cliente importa como persona, no solo como cliente. Es decir, que tu Equipo sepa transmitir que no solo te importa el momento en que el cliente paga la cuenta.

  3. Una experiencia global, bien diseñada y reproducible en el tiempo, de modo que cada vez que vayan sepan con qué se van a encontrar.

  4. Un servicio de atención que, además de cubrir sus necesidades, sea capaz de anticiparlas en la medida de lo posible.

  5. Una estrategia de atención y fidelización que sepa colmar y rebasar, al menos ligeramente, sus expectativas.

  6. Una carta clara, cuidada y en la que aparezcan destacados los principales Valores del Restaurante.

  7. Un Equipo coordinado, cohesionado y proactivo, que contribuye a esa experiencia exquisita del cliente desde que reserva hasta que se marcha.

  8. Una web intuitiva, ágil y útil, con canales de comunicación con el Restaurante que sean funcionales y ofrezcan soluciones a las demandas, dudas y sugerencias del cliente.

  9. Un Plan de Desarrollo a medio/largo plazo que contemple soluciones hoy a las demandas que tendrá el cliente en el medio y largo plazo, de modo que sirva como Estrategia de Fidelización.

  10. Un programa de descuentos y promociones adaptado a los gustos y necesidades reales de Tu Cliente, de modo que le aporten algo valioso.

Como veis, los mejores detalles que podemos tener con nuestro Cliente se basan en mejorar de forma integral el Restaurante, optimizarlo en todas las áreas para conseguir que el Cliente viva esa experiencia memorable que hemos pensado para él. ¿Qué mejor momento para empezar que ahora que estamos todos haciendo lista de buenos propósitos de Año Nuevo?

Hazte estas preguntas:

¿Cuáles de estos diez regalos hago habitualmente al Cliente en Mi Restaurante? ¿En cuáles de ellos fallo? ¿Cuáles considero más importantes para mejorar mi Relación con el Cliente? ¿Cuándo los voy a empezar a implementar, si no lo he hecho ya?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies