Hola a tod@s,

una de mis palabras preferidas es la palabra “orden”. Suena menos tajante que la palabra “disciplina” (que, en muchos casos, tiene connotaciones negativas), pero significa lo mismo: organización, eliminación de la entropía y del caos. En Restauración – y en el mundo de los negocios en general – la eliminación del caos supone tener bajo control todos los aspectos que confluyen en la obtención de resultados y en el óptimo funcionamiento de un negocio.

¿Que por qué os cuento esto? Porque hoy vamos a hablar del organigrama en clave de mando. Muchas veces nos encontramos con que las cosas con el Equipo no funcionan como debieran por una cuestión de autoridad mal medida, mal aplicada, mal entendida o por una combinación de todas. Para definir la autoridad y también las funciones y atribuciones de cada puesto, el organigrama es una herramienta clave.

Coge tu cuaderno de actividades del Restaurante y anota estas diez preguntas que te ayudarán a optimizar tu organigrama:

  1. ¿Es un organigrama completo y claro?

  2. ¿Qué recoge: puestos o personas?

  3. ¿Define quién es el líder de cada área y quién el líder del proyecto?

  4. ¿Se definen en él las funciones de cada puesto?

  5. ¿Incluye lo que se espera de la persona que desempeña cada puesto?

  6. ¿Habla de las obligaciones de cada puesto?

  7. ¿Y de los derechos de cada puesto?

  8. ¿Se especifica claramente la responsabilidad de cada puesto?

  9. ¿Se especifica a quién reporta cada puesto?

  10. La autoridad ¿está convenientemente definida?

Responde a estas preguntas dedicando tiempo, con tu organigrama a un lado y tu cuaderno de actividades en el otro. Toma las notas que sea necesario para averiguar qué falla en tu organigrama y ponerle remedio lo antes posible.

Recuerda que es muy importante que tu organigrama recoja Puestos de Trabajo y no personas. Esto es así porque las funciones que desempeña cada puesto deben llevarse siempre a cabo, sin importar la persona que ocupe ese puesto. Es la única manera solvente de que los cambios en el personal, de la naturaleza que sean, no interfieran en el correcto funcionamiento de vuestro negocio.

Corrige tu organigrama actual teniendo en cuenta las tres claves para que esté bien hecho y que, aunque ya hemos visto en este Blog, te recuerdo una vez más:

  • Debe ser claro.

  • Debe ser detallado (de modo que aparezcan todos los puestos de trabajo de Tu Restaurante y las funciones de cada uno).

  • Debe recoger puestos y NO personas.

El Organigrama debe ser funcional y ayudar a la gestión y el funcionamiento del negocio. No es un mero diagrama de adorno. Cuanto más lo perfeccionéis, más servirá al propósito de obtener buenos resultados en el restaurante.

Hazte estas preguntas:

¿Refleja mi organigrama la autoridad que opera en mi Restaurante? ¿Tiene claro cada puesto de trabajo a quién ha de dar cuentas de lo que hace? ¿He optimizado ya mi organigrama en clave de puestos y funciones y no de personas?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies