Hola a tod@s,

hoy quiero hablaros de una de las principales preocupaciones cuando trabajamos en hostelería y restauración. Llenar el Restaurante. Llenarlo todos los días, no solo los festivos, los fines de semana o en verano, que suelen ser las épocas fuertes en nuestro tipo de negocio.

Llenar todos los días se convierte en un verdadero caballo de batalla cuando son las tres de la tarde de un martes y tienes a prácticamente toda tu plantilla parada porque solo ha entrado a comer una mesa de dos. Puede que ese día llueva o que estemos a fin de mes o acabemos de dejar atrás un puente. No importa. La inversión está hecha, el negocio en marcha y, si el cliente no entra, el escalofrío es inevitable.

Para minimizar los costes en este tipo de situaciones, es buena idea por ejemplo aprender a adaptar la plantilla a la carga de trabajo, haciendo un buen manejo de los extras. Sin embargo, el objetivo no es poner un parche un martes, sino llenar de lunes a domingo. Hoy os traigo algunas estrategias mediante las que mejorar el ratio diario de clientes… manteniendo la carga de los mejores días.

  • Segmenta tu Cliente Objetivo por días: para aprender a atraer al Cliente, lo primero es conocerlo. Quizá tengas un perfil muy definido de tu Cliente Objetivo y otro de tu Cliente Real pero… ¿te has planteado segmentarlo por días? Estudia quién viene a Tu Restaurante cada día de la semana, descubre qué busca en ti, qué es Valor para él cada día, por qué te elige de lunes a domingo, qué días repite y en qué horarios. De este modo, tendrás una idea bastante aproximada de lo que hace atractivo a Tu Restaurante a lo largo de toda la semana y podrás enfocar tus estrategias a clientes que, como los que ahora recibes, te eligen al menos una vez a la semana.

  • Adáptate a los horarios del Cliente: seguro que has observado el auge del brunch en nuestro país en los últimos años. Es probable que tú también hagas brunch, incluso que lo ofrezcas en Tu Restaurante. Más allá de las modas y de la influencia norteamericana, el brunch es una forma de adaptar el negocio a los horarios de demanda del cliente en días concretos de la semana. Si conoces los hábitos de tu cliente de lunes a domingo, puedes crear productos y ofertas en horarios concretos en los que le resulte atractivo venir a Tu Restaurante… y llenarlo.

  • Haz promociones por franja horaria: una buena consecuencia de conocer los horarios en los que recibes a más y menos gente y los horarios en los que más le interesa una promoción a tu Cliente Objetivo es que, además de concebirlas por días, también puedes diseñarlas por horas. Estudia tu entorno, el tipo de gente que se mueve en él, su actividad y horarios y diseña promociones adaptadas. No es necesario que sean muy elaboradas. Una oferta de café con tarta a las cinco de la tarde en un entorno propicio puede resultar más provechosa que un 2×1 un día mal escogido.

  • Extiende tus nuevas promociones durante toda la semana: para fidelizar al cliente de lunes a viernes, primero hay que captarlo y es posible que el mejor día sea el sábado o el domingo. Prueba tus nuevas promociones los fines de semana y, cuando el cliente se haya acostumbrado, muévelas de día. Si son buenas promociones, tenían buena acogida y seleccionas el nuevo día en función de la disponibilidad del cliente, llevarás mucho ganado. De este modo, además, estarás aprendiendo a crear hábitos en el cliente, lo que resulta muy útil a la hora de plantear la innovación en el negocio.

  • Gestiona bien tus reservas: ¿Siempre te quedas sin sitio los mismos días de la semana y pierdes clientes? Aprende a gestionar bien tus reservas y ofrece una fecha alternativa. Acordar otra fecha de reserva con el cliente tiene sus ventajas. Por un lado, el cliente percibe que te preocupas por sus planes y tratas de ofrecer una solución. Por otro, estarás ocupando una mesa un día en que la afluencia sea menor y además, tal vez estimules un hábito nuevo de visita en el cliente. Eso sin olvidar que, psicológicamente para el cliente, un restaurante lleno resulta atractivo y predispone a querer volver en un día de menor afluencia, para poder disfrutarlo.

  • Promueve los eventos limitados: jornadas, eventos gastronómicos y promociones con fecha de caducidad y bien ubicadas en el calendario semanal suponen un reclamo interesante para llenar en los días de menos clientela. Estudia los gustos de Tu Cliente y dale lo que busca… en el día que más te interese.

Hazte estas preguntas:

¿Qué días de la semana suele tener más clientela Mi Restaurante? ¿Qué días tiene menos? ¿Qué tipo de cliente viene, en cada caso? ¿A qué cliente me tendría que dirigir para llenar los días de menor afluencia?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies