Hola a tod@s,

cuando hablamos de gestión económica de un Restaurante, siempre nos preocupamos mucho de contener el gasto y quizá no prestamos la atención suficiente a otra variable económica que es también muy importante y que va asociada: el ahorro.

Hoy te descubro tres focos inesperados de ahorro que tienes en Tu Restaurante y en los que muchas veces ni siquiera caemos, pero que resultan clave para lograr el saneamiento económico del Negocio.

Si todavía no los conoces, ésta es tu oportunidad de sacarles rendimiento:

  • Tu Almacén: ¿Cuántas veces hemos comprado un producto fresco en gran cantidad porque íbamos a implementar una receta nueva sin haber comprobado antes si iba a tener demanda y hemos tenido que tirar, estropeada, la mitad de lo que compramos porque el plato nuevo no lo pedía nadie? ¿O no nos hemos dado cuenta de que la fruta que habíamos comprado estaba demasiado madura y no hemos podido llegar a servirla en su mayoría? Comprar productos de manera negligente y sin llevar un orden es la primera forma de despilfarro en un Restaurante y una de las que más Dinero nos hacer Perder. Organizar, revisar y llevar un control efectivo de lo que hay o no hay en nuestro almacén es una manera de optimizar los recursos, ahorrar en gastos e incluso sumar beneficios. Además nos evita muchos problemas de funcionamiento, como perder el tiempo innecesariamente buscando algo, tener que cancelar o ampliar pedidos de urgencia e incluso accidentes laborales: un almacén ordenado en el que no se caen las cosas ni están por el medio es más seguro para nuestro personal y para nosotros mismos.
  • Tu Recetario: puede ser un foco de ahorro muy bueno si te comprometes a llevar un control de todos los productos que se usan para las recetas, cuáles se consumen más y cuáles menos, cuáles se pueden encargar a proveedores más baratos con la misma calidad, por cuáles podemos negociar mejores precios sin que baje la calidad y en cuáles no deberíamos invertir porque no los pide nadie nunca. En este último caso, plantéate si podrías ahorrar si te decides a modificar la carta para eliminar aquellos platos que nunca se piden. Ten en cuenta que, para descubrir todo esto, debes saber cuáles son los platos que más se piden en Tu Restaurante y cuáles los que menos. Si todavía no llevas un control, empieza a hacerlo cuanto antes.
  • Tu Ticket Medio: empieza a apuntar todos los productos que consume el cliente, especificando al máximo para saber en qué se está gastando y llevar un cómputo lo más exacto posible de todos los productos. Al mismo tiempo y para determinar las mermas que hay y de dónde vienen, entrena a tu Personal en la necesidad de apuntar en caja todos los consumos del propio Equipo, las invitaciones y los consumos del dueño, a fin de que al término del día sepamos exactamente qué se ha consumido, quién lo ha hecho y cuánto ha costado. De este modo, tu ticket medio se convertirá en foco de ahorro, sin que te lo esperes.

Cuando revises los números de Tu Negocio, además de pensar en qué puedes recortar el gasto, piensa cómo puedes maximizar el ahorro. Pon en marcha estos tres consejos y mide tus números. Te darás cuenta enseguida de que con un poco de esfuerzo, obtendrás mucho rendimiento.

Hazte estas preguntas:

¿Qué focos de ahorro puedo encontrar actualmente en Mi Restaurante? ¿Tengo en cuenta el Ahorro posible a la hora de mejorar mis números o me centro solo en recortar el gasto?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies